Las disfunciones del suelo pélvico son muy frecuentes en nuestra sociedad, siempre lo han sido, quizás la diferencia es que actualmente las mujeres quieren buscar una solución a su problema.

La importancia de la Fisioterapia para tratar las disfunciones del suelo pélvico

La O.M.S.  dice que “La fisioterapia se considera como la primera línea de actuación en las disfunciones del suelo pélvico». No tiene efectos secundarios y es poco invasiva.

En nuestra amplia experiencia podemos asegurar que cuando un paciente llega a la consulta encontramos con situaciones con un denominador común: el desconocimiento y la sensación de “tener un problema único o “con un problema intratable” o “normal”.

Por ello es fundamental una primera visita que básicamente es una exploración y una entrevista personal en profundidad con marcado carácter diagnóstico.

Muchas veces nos encontramos tras esta primera visita que disfunciones claras (por ejemplo, incontinencias urinarias de esfuerzo) están asociadas a otros cuadros como dolores, por ejemplo, en las relaciones sexuales u otros problemas no necesariamente musculares.

Tras esta primera visita y valoraremos mediante test y mediciones, la fuerza, el tono, y la resistencia como medidas físicas.

Patologías femeninas del suelo pélvico

Tras la entrevista y las medidas, determinaremos y explicaremos en qué consiste el tratamiento.

Las patologías femeninas del suelo pélvico más frecuentes que pueden ser tratadas con fisioterapia son:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo: las pérdidas de orina están asociadas al esfuerzo, como toser, correr, reír, saltar, estornudar
  • Incontinencia urinaria de urgencia: las pérdidas están asociadas a las ganas de orinar, la paciente suele tener unas ganas imperiosas de orinar y en el trayecto hacia el W.C. pueden aparecer las pérdidas.
  • Urgencia y frecuencia miccional elevadas
  • Prolapsos genitales: descenso visceral, más frecuentemente de la vejiga, útero o recto.
  • Dispareunia: Dolor a las relaciones sexuales, problema muy habitual en mujeres de todas las edades.
  • Hiposensiblidad sexual: Disminución de sensación durante las relaciones sexuales, en muchas ocasiones debido a una hipotonía muscular.
  • Tratamiento posparto: Se trata de un tratamiento fundamental después de dar a luz, por bien que haya ido el embarazo y el parto es necesario realizar una visita para comprobar el estado muscular del suelo pélvico y el abdomen.

Herramientas en el tratamiento del suelo pélvico

Las herramientas utilizadas para el tratamiento del suelo pélvico son:

  • Biofeedback: Es una herramienta que objetiviza la fuerza ejercida por los músculos del suelo pélvico (Mediante los conocidos ejercicios de Kegel). La musculatura del suelo pélvico se halla en el interior del cuerpo y la sensación al realizar la contracción es muy baja, por ello es necesario poder disponer de un dispositivo que nos indica, tanto a la paciente como al fisioterapeuta el trabajo realizado.
  • Electroestimulación muscular: en algunas ocasiones la fuerza o la sensibilidad de la paciente es tan baja que necesitamos ayudar a mejorar su fuerza con electroestimulación.
  • Neuromodulación del nervio tibial posterior: técnica utilizada para el tratamiento de la urgencia y la frecuencia miccional elevada.
  • Gimnasia abdominal hipopresiva: Técnica utilizada para tonificar de manera eficaz la musculatura abdominal y la musculatura del suelo pélvico. Es una técnica fundamental para la rehabilitación posparto.
  • Terapia manual: Técnica utilizada para el tratamiento de la dispareunia (dolor a las relaciones sexuales)

 

Si tienes alguna pregunta o duda sobre el estado de tu suelo pélvico puedes ponerte en contacto con el equipo de  Fisioterapeutas especialista en Suelo Pélvico,  llamando al 93 470 53 10 o pidiendo una cita on-line.

 

Envía tu opinion