Unidad de Reeducación Vestibular del Vértigo

El sistema vestibular se sitúa en el oído interno.
Este sistema,ubicado en los huesos temporales del cráneo,se compone de un sistema canalar que lo forman los tres canales semicirculares;

  • horizontal
  • anterior
  • posterior

y el sistema macular;
que se compone de sáculo y utrículo.
En el sáculo y el utrículo encontraremos unos depósitos de calcio llamados otolitos.

Signos del vértigo

La primera  exploración  y entrevista con el paciente nos permitirá poder diferenciar si éste padece un vértigo, una inestabilidad o una sensación de inestabilidad.

La diferencia está  en que el  vértigo es la sensación de que todo lo que tienes alrededor gira.
Esta sensación incluso se vivencía con los ojos cerrados.

El vértigo se produce por una alteración del sistema vestibular, produciendo un movimiento o reflejo del ojo, llamado Nistagmus.

Diferencia entre vértigo e inestabilidad

La inestabilidad es la incapacidad de mantenerse en pie por déficit de equilibrio y es una sensación real. Esta depende del sistema visual, propiocepción y del sistema vestibular.

No obstante, debe mencionarse que la sensación de inestabilidad es una sensación subjetiva de pérdida de equilibrio, que no es real.

Vértigo posicional paroxístico benigno

Un tanto por ciento muy elevado de los vértigos son los vértigos posicional paroxístico benigno (VPPB), que es un vértigo de corta duración y  que está directamente relacionado con la posición del cuerpo.

Vértigo  de media duración y larga duración

Luego están los vértigos de media duración, como podría ser un síndrome de Meniére  (provocando episodios de mareos, vértigo y pérdida de la audición); así como los vértigos de larga duración, que podría ser una neuritis (a inflamación de un nervio del oído interno y la consecuente alteración del equilibrio).

Otros síntomas que pueden aparecer en un paciente vertiginoso es la sensación de pesadez y rigidez en la nuca, sensación nauseosa e incluso con vómitos.

Tratamiento del vértigo

Para hacer un buen tratamiento, lo más importante es realizar un diagnóstico correcto y a poder ser instrumentalizado con un videonistagnoscopio (estudio optocinético) junto con un sillón rotatorio.

El tratamiento acostumbra a ser muy efectivo en muy pocas sesiones.

En un vértigo posicional paroxístico benigno, el tratamiento es definitivo en un 90% entre una y tres sesiones de reeducación vestibular.

En otros casos de vértigo puede alargarse en el tiempo pero no en el número de sesiones, ya que el sistema sensorial tiene unas propiedades como la adaptación o la latencia que requieren de tiempo para ir adaptándose y/o reeducándose.

Pide información sin ningún compromiso en el Centre Mèdic Esplugues.
También puedes pedir cita on-line aquí.
Te ayudamos a que sea más fácil poder cuidarte y gozar de una buena salud.

 

Edu Sánchez Villavechia – Fisioterapeuta y Osteópata
Coordinador de la Unidad de Reeducación Vestibular del Vértigo

 

Designed by freepic.diller / Freepik

Envía tu opinion